Oleaje verde

28/06/2018

 

 

El 14 de junio de 2018 fue un día histórico para las mujeres en argentina. La legalización y despenalización del aborto parece posible tras la aprobación en la cámara de diputados con 129 votos a favor y 125 en contra. Ahora está en manos del senado la decisión final.

 

            ¿Por qué las mujeres celebramos la victoria de nuestras hermanas Argentinas? Porque la lucha por los derechos de las mujeres es una lucha compartida que las fronteras y los idiomas no divide. Y porque la decisión de la cámara de diputados significa ejemplo, determinación y esperanza de que la ola verde llegue a todos los países, en especial a los latinoamericanos.

 

            Legalizar y despenalizar el aborto es la pugna por la libertad, la educación y la vida, como el lema dice: “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”. Porque la vida de las mujeres importa. Porque nuestro cuerpo e integridad también demandan cuidado. Según el instituto Guttmacher (https://www.guttmacher.org/es/fact-sheet/aborto-inducido-nivel-mundial) por lo menos el 8% de las muertes maternas a nivel mundial son producto del aborto ilegal. Las mujeres abortan, con consecuencias legales o sin ellas, por muchas razones: por violación, porque está en riesgo su vida, porque ya tienen otros hijos, por problemas económicos, porque el anticonceptivo falló, o simplemente porque no quieren ser madres. Las mujeres seguirán abortando y muriendo mientras no les permitan a las mujeres decidir libremente sobre sus cuerpos. Es necesario proteger la vida de las ciudadanas, así como su libertad. Unos de los derechos más básicos de todo ser humano.

 

            En México sólo está legalizado el aborto en la ciudad de México. En los restantes estados es penado salvo ciertas excepciones (aborto por causa de violación) que varían de uno a otro. El instituto Guttmacher también presenta cifras para México, aproximadamente un 36% de las mujeres que tienen un aborto inducido sufren complicaciones y de ese porcentaje, 1 de cada 4 sufre de riesgos muy altos para la salud.

 

             Por último, la legalización y despenalización del aborto también significa una forma de reapropiarnos de nuestros cuerpos como mujeres. Porque si el cuerpo es territorio, a nosotras nos lo han arrebatado, a lo largo de la historia, de diversas maneras. Nos han quitado la vida; nos han impuesto cánones de belleza; nos han violado; nos han impuesto una forma correcta de vestir como método de prevención de nuestra integridad y vida; e incluso nos han cuarteado la toma de decisiones sobre él. Ya es hora de que lo recuperemos. Las mujeres argentinas han dado un gran paso, esperemos su oleaje verde nos alcance pronto.

Please reload

Please reload

April 4, 2019

January 4, 2019

January 4, 2019

December 26, 2018

Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square

Escuchanos los viernes por 

UABC Radio   

1630 AM

  • Facebook Social Icon
Siguenos X
  • Facebook Classic