Disección

20/05/2018

El viernes 18 de mayo, como última actividad del XXII FUT se presentó el montaje “Disección”, de la colaboración de Make Project y Avión de Papel, provenientes de la ciudad de Guadalajara.

 

La dirección escénica es de Karina Hurtado, con texto del dramaturgo argentino, Martín Giner y actuaciones de Alberto Magaña. Alejandra Zavala, Armando Amezcua y Lucía Cortés.

 

En la escena encontramos una mesa de madera de disección con el cuerpo de un cadáver encima y en un costado de proscenio a un músico que con la ayuda de un órgano eléctrico musicalizará el montaje. Al fondo brilla una serie de luz de cascada que prende y apagan constantemente dando la sensación de ser estrellas. Además, se agregará a la escena cuatro títeres de manipulación directa.

 

 La historia trata de un anatomista que por un extraño fenómeno se ve sorprendido por un cadáver que cobra vida después de que él le extrajera los órganos; un soldado nazi que ahora es un niño, inocente y probablemente el más humano de los personajes que aparecen a lo largo de la historia. El anatomista junto con su madre, una mujer despiadada y el soldado, intentarán huir de Polonia, que se encuentra sumergida en la segunda guerra mundial.

 

La propuesta es visualmente muy buena, las actuaciones se mantienen en un tono exaltado, fársico, sin embargo, caen en lo plano después del primer tercio del montaje, volviéndolas monótonas. El intento de una plástica algo oscura, con tintes de del Toro se logra. Sin embargo, en cuanto a cierto grado de humor negro que se trata de establecer, este no se logra del todo por lo mismo de la monotonía de la obra. En ocasiones la música se vuelve un impedimento para la recepción de lo que pasa en escena, aunque también cabe resaltar que tiene buenos encuentros. Un problema para la percepción del montaje definitivamente fue la luz, una escena muy oscura que no permitía ver a detalle; momentos en los que parecían luchar con problemas técnicos y el fondo lumínico que nunca aporto algo verdadero a la escena. Los títeres son desaprovechados y no tienen mayor relevancia que el dato de un instante de la obra. El único que tiene un peso es el del niño autista, un títere maravilloso que puede recordar las maquinarias de Tadeusz Kantor.  

 

Creo que se trata de un montaje a trabajar en todos los sentidos, apretar tuercas, diseccionarla parte por parte, pulir sobre todo las actuaciones, y así poder tener una muy buena propuesta.

 

 

Please reload

Please reload

April 4, 2019

January 4, 2019

January 4, 2019

December 26, 2018

Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square

Escuchanos los viernes por 

UABC Radio   

1630 AM

  • Facebook Social Icon
Siguenos X
  • Facebook Classic